Teléfono de la Esperanza activa dispositivo para atender durante confinamiento a los más de 71.000 mayores que viven solos en Canarias

El número de intervenciones realizadas a través del Teléfono de las Personas Mayores durante el periodo de alarma covid19  se triplica

banner covida2

 

Las llamadas al Teléfono de las Personas Mayores de Canarias, un servicio de Teléfono de la Esperanza, se han incrementado un 348 % durante el periodo de confinamiento, 950 intervenciones entre los días 16 y 26 de marzo de 2020.

 

Destacan las peticiones de ayuda de mayores para gestionar recados fuera de domicilio, información de recursos para ayudas de alimentos  y sociales en general, y personas con soledad y angustia por la crisis sanitaria.

 

Se ha informado o inscrito directamente a 523 mayores de Canarias en la aplicación “covida”, que permite conectar a mayores en soledad con voluntarios para gestiones fuera de domicilio.

 

Teléfono de las Personas Mayores de Canarias 900 70 70 20 es un proyecto de Teléfono de la Esperanza y Gobierno de Canarias dirigido a prevenir la soledad no deseada a través de la promoción de medidas de participación activa, inclusión, empoderamiento y envejecimiento activo de la población mayor de Canarias. Ofrece sus servicios 24 horas / 365 días desde su puesta en marcha en agosto de 2016.

Dadas las especiales circunstancias derivadas de la actual crisis sanitaria y el confinamiento decretado por el estado de alarma, se han articulado las siguientes medidas a partir del 16 de marzo para dar respuesta a la situación de muchas personas mayores que viven solas en Canarias:

 

 Medidas adoptadas durante el estado de alarma:

 

  • Refuerzo del servicio de orientación por teléfono para dar respuesta al incremento de demanda. Información y gestión de recursos para personas confinadas de 9.00 a 21.00 de lunes a viernes. Intervenciones de soporte emocional, apoyo moral e intervención en crisis las 24 horas.
  • Información por localidades de todas las iniciativas organizadas que se están habilitando en Canarias por entidades públicas o de carácter social para dar respuesta a las necesidades de los mayores confinados. Seguimiento de derivaciones.
  • Colaboración en el desarrollo y mejora permanente de la aplicación “Covida”, que permite conectar a mayores en soledad con voluntarios de su entorno para recibir ayuda con gestiones fuera de domicilio.
  • Información a los llamantes de la aplicación “Covida”: asesoramiento para que la puedan instalar en su terminal móvil si es posible, o inscribirlos en su defecto directamente para asignarles una persona voluntaria de su localidad.
  • Gestión y seguimiento de incidencias de las peticiones de ayuda a través de “Covida”.

 

 

 

Resultados durante los primeros diez días (16 – 26 de marzo):

 

  • 950 intervenciones a través del Teléfono de las Personas Mayores de Canarias, 900 70 70 20. Supone un incremento del 348 % con respecto al mismo periodo en 2019.
  • 523 mayores han sido dados de alta o bien han recibido información para darse de alta directamente en la aplicación “Covida” a través del 900 70 70 20 y poder recibir atención por parte de voluntarios en su confinamiento.
  • Se ha hecho seguimiento de 227 peticiones de ayuda – avisos en Canarias a través de la aplicación “Covida”.
  • 773 voluntari@s en Canarias registrados en “Covida”.
  • 634 mayores en total registrados en Canarias en “Covida”.
  • 24 orientador@s de Teléfono de la Esperanza y 4 técnic@s a disposición del proyecto.

 

 jose luis orientacion tamaño reducido SIN AÑO

 

Problemática más frecuente atendida durante este periodo:

 

  • Solicitud de ayuda para gestiones fuera de domicilio para mayores solos confinados (recados), muy frecuente.
  • Información y peticiones de ayuda para utilizar la aplicación “Covida”.
  • Soledad – personas que viven solas y necesitan hablar.
  • Personas con crisis de ansiedad, angustia y miedo por la crisis sanitaria.
  • Personas con enfermedad mental que lo están pasando especialmente mal.
  • Personas con problemas familiares acentuados por la convivencia permanente forzosa.
  • Información de recursos para ayudas de alimentos y ayudas económicas (no recados).
  • Solicitud de atención psicológica por teléfono.
  • Personas angustiadas por enfermedad de otros familiares.
  • Personas en duelo por pérdida de seres queridos que no pueden acompañar presencialmente por el confinamiento.
  • Personas preocupadas por la situación de otras personas, llamadas incluso de Península para avisar de alguna persona mayor que vive sola.
  • Estado depresivo acentuado por la crisis actual e ideación y crisis suicida.
  • Ofrecimiento como voluntario/a.
  • Llamadas de agradecimiento al Teléfono de la Esperanza, “por estar ahí, también ahora”

 

¡Gracias por estar ahí!